28 diciembre 2007

LECTURAS DE UNA FAMILIA ILUSTRADA

La Biblioteca Sierra-Pambley al se de una temática variada seleccionaremos las obras que presenta contenidos políticos, jurídicos y económicos, etc. Acordes con la formación y el pensamiento ilustrado y progresista de sus poseedores.

Antecedentes y creación de de la Biblioteca Sierra-Pambley

La Biblioteca familiar está compuesta por obras pertenecientes, en su mayor parte, a los siglos XVIII y a la primera mitad del XIX. Cuenta con 406 títulos y 901 volúmenes. Tanto por la cronología de los mismos como por las notas de propiedad que en ellos aparecen, su formación es atribuible a Felipe Sierra Pambley y a Marcos Fernández Blanco, abuelo y padre del Fundador respectivamente.
Pese a su importancia actual, es posible que la biblioteca sufriera mermas, el testamento otorgado por Don Paco en 1910 pone a disposición de Francisco Giner de los Ríos los libros que fueran de su interés, destina a las escuelas los que tuviesen utilidad para ellas y otorga los restantes a la Biblioteca Provincial. Aunque este testamento quedo anulado por otro posterior, no podemos afirmar que la biblioteca se haya conservado en su integridad ni que ella se incorporasen los libros de su casa de Madrid, a los que también alude la cláusula testamentaria.
La biblioteca presenta una temática variada. Apenas cuenta con obras literarias, ni de carácter religioso y centra su contenido en temas políticos, jurídicos, sociales históricos y filosóficos, acordes con la formación y la actitud ilustrada y progresista de sus poseedores.




La Ilustración

Las obras se encuentran relacionadas con el pensamiento ilustrado de la época. Los autores y las obras de gran diversidad temática coincidentes en el espacio ideológico deducibles de las ideas de tolerancia y la razón. Todas ellas se muestran vertebradas por el racionalismo, la búsqueda de la felicidad, la creencia en la bondad natural del hombre, el optimismo y el laicismo, que caracterizaron al pensamiento ilustrado. Los enciclopedistas están ampliamente representados: obras de autores como Montesquieu, Voltaire, Condillac junto a la Encyclopédie méthodique de Diderot y DÁlambert conforman esta singular colección.

Temática de la biblioteca:


LA RELIGIÓN

Por las ideas ilustradas Francisco Sierra Pambley, no es un tema muy presente en esta Biblioteca. Sin embargo es de reseñar la existencia de obras tan contrapuestas como la de Charles Drelincourt que señala los errores de la Iglesia romana, y la que proclama la feliz conversión del Duque de Brunswick a la fe católica. Es también significativa la presencia de una obra del sacerdote Juan Antonio Llorente sobre el tribunal de la Inquisición, escritor y político de ideas liberales que se distinguió por su afrancesamiento y por su aversión al Vaticano.


LA FILOSOFÍA


Entre los libros destacan la obra del Barón de Holbach “La moral universal o los deberes del alma”, autor materialista y ateo, se opone a todas las doctrinas religiosas a las que considera instrumentos del despotismo.
Predominan las obras de tendencia ilustrada. Así, Fichte, en “El destino del hombre” sigue la moral laica, propuesta por la Ilustración, y el sacerdote portugués Teodoro de Almeyda aborda un ensayo sobre la felicidad en su libro “El hombre feliz independiente del mundo”.

LA POLÍTICA

Se encuentran en esta sección los libros que defienden las libertades individuales, poniendo a su servicio un modelo moderado y pragmático de monarquía constitucional, como es el caso de la obra de Benjamín Constant, “Curso de politica constitucional”. Otras obras presentes, como el “Ensayo sobre el despotismo”, de Gabriel-Mirabeau, figura esencial en la Asamblea Nacional tras el estallido de la Revolución Francesa, habían formulado los principios que le servirían de fundamento.

LA ECONOMIA

Los autores españoles se mezclan con los extranjeros. Entre los segundos destacan la obra del ministro francés Necker, quien, a pesar de sus habilidades financieras, no logró sacar a su país de la crisis económica. Presente está también el seguidor de Adam Smith, Juan Bautista Say, creador de la ley que lleva su nombre, fundamentada en la tesis de que toda oferta crea su propia demanda. Entre los autores españoles, Sempere y Guarinos aborda la economía del país desde posiciones mercantilistas. Es reseñable la presencia de un censo sobre frutos y manufacturas de España, que sería de utilidad en el ejercicio de las funciones públicas de Don Felipe.

EL DERECHO

El Derecho es una de las materias fundamentales de la Biblioteca. La riqueza de la colección jurídica se revela en la presencia de obras tan diversas como “El Código de las Siete Partidas” que, redactado durante el reinado de Alfonso X el Sabio, constituye un corpus que se proponía dar unidad legislativa a un reino fraccionado en multitud de fueros. “La Constitución española de 1812, que defendía los principios de la libertad individual, la separación de poderes y la soberanía nacional. “De Autos Acordados, recopilación de leyes impresa por Joadchin Ibarra. Y la obra del krausista Ahrens.

LA LITERATURA

Las obras de creación literaria son escasas. Mención especial merecen las cuidadas ediciones de las “Novelas ejemplares” y de “Los trabajos de Persiles y Segismunda”, ilustradas por Barranco y José Jimeno.

LA HISTORIA

El interés de la familia por la Historia también se manifiesta en la biblioteca. Cuenta con obras como las del krausista Fernando de Castro o las de Francisco de Berganza y Arce quien, alejándose de la tradición y basándose en el estudio del documento, práctico en pleno siglo XVIII un innovador modo de hacer historia.

LEÓN

La temática leonesa está generosamente representada. Destacan ejemplares tan raros como el libro de Martín de Azpilicueta Navarro “Regla y estatutos del convento de San Isidro de León”, que se remonta a 1673.

LAS AFICIONES Y LAS ACTIVIDADES FAMILIARES.

Muestra la diversidad de intereses de la familia. Destaca su afición por las lenguas extranjeras y los viajes además de la presencia de ejemplares útiles para el desarrollo de las relaciones sociales.

Creemos por último que el conocimiento de nuestro patrimonio, a través del desarrollo de una exposición bibliográfica, nos hará acercarnos más a nuestra cultura, pues los libros constituyen nuestra base del conocimiento, y nos permiten recordar y reconstruir nuestro pasado. Comprender la importancia que para el patrimonio tiene una adecuada difusión y que esta debe estar basada en el respeto hacía sus bienes.

1 comentario:

Anónimo dijo...

POSICIONAMIENTO WEB - Servicios de Informatica